lunes, 15 de junio de 2009

Caracterización psicológica de un niño con Dificultad de aprendizaje en la lectura

Caracterización psicológica de un niño con Dificultad de aprendizaje en la lectura

Características cognitivas

Una de las características psicológicas a destacar en los alumnos con dificultad de aprendizaje en la lectura, es el aspecto cognitivo. De acuerdo a la psicología cognitiva se asume que en la dislexia, es posible identificar diversos déficit, por ejemplo, en la codificación o en el recuerdo de letras o palabras, el niño olvida instrucciones tales como «sal de la habitación, sube las escaleras, ve a la segunda estantería y coge el libro de la izquierda» (Thomson, 1984).
El supuesto básico es que los seres humanos perciben la estimulación del medio, la codifican de diferentes maneras usando sistemas cognitivos como la memoria, análisis de rasgos, recuperación, extracción de la información léxica, etc (Thomson, 1984). En relación con la dislexia, la psicología cognitiva asume que es posible identificar diversos déficit, por ejemplo, en la codificación o en el recuerdo de patrones de letras o palabras (Thomson, 1984). Sobre la lectura, hay muchos modelos funcionales diferentes, puesto que la lectura no es un proceso único, sino que incluye, por ejemplo la lectura de palabras aisladas en voz alta, la lectura silenciosa para extraer el significado, y el reconocimiento de patrones de letras individuales (Thomson, 1984). Todo análisis de procesamiento de información supone que cualquier tarea puede dividirse en etapas que, normalmente, se ejecutan en un orden fijo (Thomson, 1984). El proceso comienza habitualmente con la entrada sensorial de información, a la que sigue la codificación y finalmente, el resultado o respuesta (Thomson, 1984). Para describir la lectura de palabras sueltas se puede proponer que la palabra sea representada atendiendo a su apariencia visual (sus rasgos visuales), a su sonido (sus rasgos fonológicos), a lo que significa (sus rasgos semánticos), y a como se dice (sus rasgos articulario) (Thomson, 1984). Por lo tanto es en el proceso de lectura y deletreo, en donde se realiza este tipo de procesamiento de información, en donde Thomson (1984), considera que existe una relación entre el proceso lector y de deletreo con la memoria a corto plazo.
Una característica del sistema de memoria a corto plazo es que viene dado por su «capacidad» (Thomson, 1984), y es aquí, en donde los individuos con DAL presentan bajo rendimiento en tareas de memoria verbal (Brady y col., 1983), ya que numerosos estudios han mostrado que los disléxicos cometen errores y son más lentos en tares de nombrado de series de colores, dibujos, letras y números (Denckla y Rudel, 1976; Coronen, 1995; Fawcett y Nicolson, 1994; Naslund y Schneider, 1991; Van den Bos, 1998; Wimmer, 1993; Yap y Van der Leij, 1993). Ya que por ejemplo, la lectura es la codificación de la información visual en un almacén verbal, o para recordar correspondencias grafemas/fonemas (Thomson, 1984). Otros ejemplos posibles son el recuerdo de las reglas de correspondencias fonema/grafema, a fin de producir la salida de letras correcta al deletrear; el recuerdo de sonidos de letra a letra; la comprensión de la lectura por medio de la relación entre los símbolos visuales con los sonidos del habla; el recuerdo de los sonidos durante el tiempo suficiente como para combinarlos y formar palabras (por ejemplo p-a-n, pan); la capacidad para corregir los propios errores cometidos durante el deletreo recordando como es la imagen visual de la palabra (o como suena); la capacidad para copiar palabras deletreadas de la pizarra sin tener que mirar constantemente cada uno o dos segundos; el mantenimiento de la imagen visual o auditiva de un patrón de lectura o deletreo el tiempo suficiente como para internalizarlo o transferirlo al sistema de memoria a largo plazo (Thomson, 1984).
En un estudio descrito por Thomson y Wilsher (1979), sugirieron que los sujetos disléxicos lograban alcanzar una capacidad de memoria, pero que tenia lugar algún tipo de sobrecarga y, por tanto, rendían menos. Además los adultos disléxicos era siete veces mas lentos que los sujetos de control en cuanto a «absorción de la información», cuantificada mediante la lectura de series de dígitos presentados visualmente. Cohen y Netley (1978) afirman también que los disléxicos tienen menor capacidad de procesamiento de la información en la memoria a corto plazo.
Además de todos estos problemas a nivel de memoria a corto plazo, los estudiantes con DAL no se plantean cuál es el objetivo de la lectura y no usan estrategias metacognitivas para controlar la comprensión (Ortiz, 2004).
Pero el niño no solo se ve afectado por su dificultad en el proceso lector, sino que también se ve afectado a nivel afectivo, ya que el no poder realizar una tarea como el resto de sus compañeros, éste probablemente se sentirá frustrado, lo cual va a resultar un factor determinante en la aparición de problemas a nivel emocional y conductual del alumno, es por eso que a continuación se hará una referencia a ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada